¿Qué hacer ante un ataque de pánico?
09/11/2015
Mostrar todo

La cultura de la emoción positiva constante

Actualmente parece el momento histórico en el que existe una mayor libertad  y facilidad para hablar de cualquier tema, especialmente en lo que se refiere a las emociones. Cuando cada día nos conectamos a nuestros smartphones, parece que todo el mundo tiene una infinita flexibilidad para explicar con detalle el estado emocional con el que empieza el día, pero sorprendentemente,  estos estados normalmente están cargados de un cierto grado de excesivo positivismo muy distante a la realidad.

Estar triste, estar desanimado, estar enfadado, estar con rabia, estar con miedo… en general es un problema para las relaciones sociales, por lo que de manera inmediata toca  hacer un lavado de imagen y simular que todo es maravilloso en el día a día, pero cuando algo va mal, hacer este lavado hace que ignores la parte de ti que está sufriendo en ese momento y que necesita ser atendida, no ocultada.

Poder emocionarse es sano, es necesario y es adaptativo, el hecho de estar constantemente con una máscara de vida ideal, nos  hace convertir  un problema en un tabú, y nos corta el ciclo de resolución de problemas que nuestro cerebro tiene interiorizado.

¿Qué puedo hacer cuando alguien se siente mal?

Si un niño de 3 años siente rabia, la respuesta normal de los padres es cortar esa emoción con algo que le calma. De esta manera, ese niño nunca aprenderá  que la rabia es una de las emociones básicas que puede sentir y que está  ahí como una respuesta normal.

Cuando alguien se siente mal deja que se agobie, deja que se encuentre triste, porque eso es lo que está sintiendo, simplemente sigue los primeros auxilios emocionales  y así podrás ayudarle más que quitando valor o importancia a lo que le ocurre.

  1. Pregunta: ¿Qué puedo hacer por ti?.
  2. Escucha: Evita dar consejos ni opiniones, simplemente escucha.
  3. Acompaña: Tu presencia física será siempre la mejor ayuda.
  4. Expresa: Deja que saque todo lo que lleva dentro, que salga toda la emoción.
  5. Respeta: No hagas juicio de lo que te cuente, simplemente escucha.
  6. Invita: Da seguridad de que estarás ahí cuando vuelva a necesitarte.

El conocimiento emocional  (desde todas las emociones básicas) te llevará a pensar bien, actuar bien y por todo ello a sentirte bien.


Recuerda que hacer terapia es siempre una decisión correcta pasa aprender a emocionarse.

Llama e infórmate 616433602.

Lcda. Ana Carcedo Bao.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − uno =