La cultura de la emoción positiva constante
03/08/2015
Comunicación de pareja
02/12/2015
Mostrar todo

¿Qué hacer ante un ataque de pánico?

Un ataque de pánico, con frecuencia, significa un punto y aparte en la vida de la persona que lo sufre. Habrás escuchado hablar de este tipo de respuestas en personas cercanas, aunque muchas veces bajo otros nombres como crisis de ansiedad.

¿Qué es un ataque de pánico?

Un día, de repente, y sin previo aviso, sientes que algo muy intenso está ocurriendo dentro de ti, pero no sabes ponerle nombre, porque simplemente esa intensidad te impide asociarlo a algo que ya habías escuchado previamente. La mente se va quedando confusa y cualquier posibilidad de entenderlo desaparece. Sientes que la respiración cada vez es más rápida, pero no entiendes nada, lo que al mismo tiempo sigue aumentando el ritmo más y más. Los músculos también dejan de responder y empiezan a bloquearse en posiciones impensables que no puedes controlar. Hasta que llega un momento que sientes que estás al borde de la muerte, el corazón sobrepasado, la mente abrumada y el cuerpo inmovilizado. Con todo eso, sólo sientes la necesidad de huir de ese momento, pero tu cuerpo no te acompaña, y la sensación cada vez se vuelve más insoportable.

Dos cosas, la buena noticia es que tus miedos no van a ocurrir y la otra es que estás ante un ataque de pánico. Esta situación se produce en situaciones de riesgo o de riesgo subjetivo para la ti, es decir,cuando creemos que algo de nuestro día a día se puede volver un peligro.
Un ataque de pánico puede ocurrir en cualquier circunstancia y sin un detonante específicamente peligroso, simplemente durante un tiempo está latente y de pronto, en alguna circunstancia se desarrolla, invadiendo nuestra vida.
Es una respuesta frecuente, tal y como decía anteriormente, es muy posible que alguien cercano a ti haya pasado por ello, aunque muchas veces no nombremos correctamente nuestras respuestas corporales.

¿Qué puedo hacer ante un ataque de pánico?img3121

  • Uno de los puntos fundamentales para eliminar dicha sintomatología consiste en conocer con detalle qué es lo que nos está pasando y cada una de las respuestas que van sucediendo en nuestro cuerpo, para de este modo, poder reducir el nivel de ansiedad asociado.
  • Una vez que conocemos lo que nos pasa, tendremos que focalizarnos en cada sensación y dónde la sentimos, siempre sabiendo que son sensaciones desagradables pero nunca peligrosas.
  • El último punto importante, ante un ataque de pánico es el control de respiración, ya que de manera automática, nuestra respiración descompensada provoca la hiperventilación  y al mismo tiempo, la sensación de ahogo.

Si llevas más de un mes con ataques de pánico debes acudir a un psicólogo, ya que podemos enseñarte distintas técnicas que serán de gran ayuda. La terapia cognitivo-conductual, nos ayudará a controlar los pensamientos de peligro; mediante técnicas de relajación podremos trabajar todo el desarrollo y prevención y con la hipnosis clínica o EMDR nos focalizaremos en el origen de la ansiedad asociada.

Si quieres trabajar tus ataques de pánico o crisis de ansiedad, y conocer todas las herramientas para recuperar la seguridad, no dudes en ponerte en contacto. Llama e infórmate 616433602.
Lcda. Ana Carcedo  Bao. Experta en trastornos de ansiedad y trastornos afectivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − seis =