Hipnosis Clínica

¿Qué es la hipnosis clínica?

A veces, cuando hablamos de hipnosis se nos viene a la mente un amplio abanico de conceptos que poco tienen que ver realmente con el significado clínico de esta técnica.

La hipnosis es una de las múltiples herramientas utilizadas en psicología, abalada por cientos de estudios científicos.

Nuestra definición de hipnosis según el modelo T.I.R.

“La hipnosis es un estado mental en el que predomina la función del hemisferio no dominante (hemisferio derecho en diestros). En este estado mental se establece una empatía singular y adecuada para la terapia, con la que es más probable la expresión emocional, la neutralización de los juicios de valor y creencias actuales, además de favorecer la evocación del pasado. Dependiendo de la dirección de las sugestiones, se articula la activación del sistema nervioso autónomo, tanto en su rama simpática como parasimpática, amén de muchas otras funciones psicofisiológicas”. (Roberto Aguado 2001).

¿Qué conseguimos con la utilización de la hipnosis en terapia?

La hipnosis, como potente herramienta de comunicación en terapia, permite que puedas disociar (operar a distintos niveles al mismo tiempo) y llegar mediantOjos-cerrados-dormir-cansadoe este vehículo a múltiples vivencias internas, conservando, la conciencia y control en todo momento de la terapia.

¿Qué siento cuando estoy en estado hipnótico?

Las sensaciones en hipnosis son de tranquilidad y relajación, aunque al mismo tiempo, se producen cambios psicofisiológicos, muchos de ellos por sí mismos terapéuticos. Por ello, puede haber subidas o bajadas de la tasa cardíaca, temperatura corporal, respiración, etc.

Ventajas de la hipnosis

Los tratamientos de psicoterapia y psicología clínica que han sido combinados con hipnosis son más cortos en tiempo y más eficaces en la mayoría de los casos. Además, podemos trabajar desde la seguridad y confianza sobre memorias traumáticas almacenadas de una manera más sencilla.

Esta técnica solo debe ser utilizada por especialistas psicólogos, psiquiatras o médicos con amplia formación en ello ya que está contraindicada en algunos trastornos o perfiles clínicos.